Las tintorerías, un negocio que crece dos dígitos al año

El tratamiento que le damos a nuestras prendas de vestir forma parte de la imagen que queremos proyectar laboral y socialmente.

Si bien la ropa ha incorporado materiales que la hacen más cómoda en todos los sentidos, la limpieza adecuada no ha sido excluida en este nuevo siglo, por el contrario, el mercado de las tintorerías sigue ampliándose en nuestro país.

De acuerdo con la encuesta de Ingreso-Gasto de los Hogares realizada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), las familias mexicanas destinan en promedio más del 3% del total de su presupuesto a los servicios de tintorería, de hecho la cifra supera hasta el 6% del gasto entre los hogares con mayores ingresos.

Esto se debe a que la sociedad mexicana ha cambiado considerablemente en las Últimas décadas: hoy se requieren servicios que hagan más cómoda y eficiente nuestra vida cotidiana, que nos liberen tiempo, en consecuencia, el negocio de las tintorerías lejos de pasar de moda se encuentra en pleno crecimiento.

Mercado en expansión

Este sector lo integran 34,500 unidades económicas, entre las que destacan las empresas que cuentan con instalaciones, equipo y maquinaria “para desarrollar las actividades de lavado en seccf, según datos de la Cámara Nacional de la Industria de Lavanderías (Canalava), que también integra a las tintorerías del país. En el lavado en seco se utilizan diversos solventes, aunque este ya no es el único método que utilizan las tintorerías; ahora hay nuevas tecnologías como el Wet Cleanning, lo que contribuye a ampliar las oportunidades de inversión en este giro.

La Canalava asegura que en los últimos 20 años el número de tintorerías ha crecido alrededor de 40%, sobre todo en los estados donde la demanda de este tipo de servicios es mayor. Ciudad de México, Estado de México y Jalieco. Adicionalmente, oto factor que debe considerarse es la situación macroeconómica que prevalece en México. Para 2018 han aumentado las previsiones de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de nuestro país.