Confías en la tecnología Laser para depilación ¿Sí o no?

Que la depilación láser está ganando terreno a la depilación con cera no es ninguna noticia. La comodidad y los buenos resultados son claves en el aumento de esta técnica pero, también, los precios y ofertas que ofrecen los centros especializados.

Sin embargo, aún hay muchos mitos acerca de este método. Por eso, hemos hablado con los expertos para que nos indiquen cuándo sí y cuándo no debemos recurrir al láser, apunta.

laser

Depilación láser en el rostro

Definitivamente . No hay ningún problema en utilizar este método para el vello facial, excepto en las cejas, zonas cercanas  los ojos, o el interior de la nariz o de la orejas.

En el resto del rosto no hay problema para utilizar la depilación láser y, de hecho, es un método muy utilizado en la zona del labio superior o incluso en la barba por parte de los hombres, para rebajar el vello facial. Puedes leer más información sobre el láser facial aquí.

El vello rubio, ¿se elimina?

Aunque el vello oscuro, por tener mayor concentración de melanina, se elimina de manera más efectiva, el vello rubio sí puede eliminarse. No obstante, consulta con un centro especializado, ya que algunos expertos recomiendan, en estos casos, el láser Alejandrita o la luz pulsada.

El único tipo de vello que no se puede eliminar es el blanco, ya que no contiene melanina.

Depilación y baños de sol

Sí y no. En general, no puedes depilarte si estás bronceada, salvo que se utilice láser diodo Soprano A. Este tipo de láser, de nueva tecnología, permite realizar la sesión incluso aunque el día anterior hayas tomado el sol, y sólo se requiere un descanso de un par de días depués. En el caso de los otros sistemas, lo mejor es no tomar el sol entre sesiones, ya que podría haber riesgo de quemaduras.

Depilación con cera entre sesiones

Definitivamente no, olvídalo. Si estás con un tratamiento de depilación láser, lo mejor es que olvides cualquier tipo de método depilatorio que arranque el vello de raíz, como la cera, y optes por métodos de rasurado, como la cuchilla.

Hacen falta muchas sesiones

En realidad, no se puede predecir el número exacto de sesiones. En primer lugar, porque cada fototipo reacciona de una manera diferente, pero, además, dependerá también de lo fuerte que sea el vello, y de la zona a tratar y, claro, del tipo de láser elegido. Por ejemplo, las piernas, las ingles y las axilas son zonas que suelen responder muy bien al tratamiento.

Lo mejor es que consultes con tu especialista que, viendo la zona a tratar, te puede orientar con el número de sesiones aproximadas que serán necesarias.